"El hombre que fue jueves" de Gilbert K. Chesterton



El hombre que fue jueves 

                   La novela, paradigmática, moralista, cínica, sin duda,  se enclava a principios del siglo XX, y está condicionada, muy condicionada, por los atentados terroristas de grupos anarquistas en todo el mundo occidental en esa época de constantes magnicidios.

            El asutor es conservador y condescendiente con el orden establecido. Tiene una idea muy original y de gran contenido literario, empezando  por el título y siguiendo por la temática. Se trata de una novela negra donde la trama no es sangrienta ni cruel, sino pedagógica y filosófica. El protagonista, Syme, es un policía enredado en el memorable propósito de librar a la humanidad del jefe del consejo anarquista que planea destruirla.

         Los días de la semana son nombres de los más fieros terroristas. Nuestro protagonista  tiene mucho que ver con el llamado jueves, pero el peor de todos los criminales es el domingo. Lentamente, nos vamos introduciendo en la personalidad de estos anarquistas, dotados, aparentemente, de máximos poderes y capacidades para moverse, contactar, conocer a la gente de distintas ciudades de Francia e Inglaterra, particularmente de las costas que bañan el Canal de La Mancha y sobre todo de Londres, donde la novela se inicia y culmina.

        Chesterton idea un cuento moralizante para avisarnos de los peligros sociales e individuales de las ideas equivocadas y radicales. La policía siempre tiene razón y la inteligencia de sus agentes es superior a la infinita maldad y medios de que disponen los peores terroristas. 

         Es maravilloso el capítulo de la escapada del elefante en el zoológico, también el de las persecuciones por los pueblos y ciudades,y desde luego, el diseño del personaje Syme, héroe absoluto de la confabulación, y al mismo tiempo, presentado como muy normal, muy asequible, muy humilde.

       Quizá el devenir posterior de los tiempos nos haya dado otra idea del terrorismo, mucho más bárbara e incontrolable de la que vivió Chesterton a principios del siglo XX, pero el cuento de nuestro autor es una dulce y originaslísima historia ,donde los malos y los buenos están claramente diferenciados.

       El detalle genuino de la novela es  demostrar que, aún siendo mundos antagónicos, policías y terroristas, situados en abismos opuestos, actúan de igual manera en sus reuniones  y razonamientos.




Tipo de novela:social
Número de páginas:212
Año de edición:1919
Editorial:Espasa

Autor:Gilbert K. Chesterton (Londres, Reino Unido, 1874-1936)

Otras obras del autor:

                            "El padre Brown", serie de novelas escritas de 1911 a 1923,  
                            "la balada de Santa Barbara y otros poemas" de 1922

Comentarios

Entradas populares de este blog

"El código del dinero" de Raimon Samsó

"Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman