“Sincrodestino” de Deepak Chopra


Resultado de imagen de sincrodestino deepak chopra
   

Nos hallamos ante una impactante y nueva obra filosófica.Dejo al lector la valoración y puesta en práctica de los múltiples consejos  descritos.

Resumen del libro narrado por el autor 

Introducción


          Los milagros ocurren todos los días. En tu interior hay un reino que es potencial puro; desde este lugar, cualquier cosa y todas las cosas son posibles. Este libro fue escrito con un objetivo más amplio: mostrarte una manera de ver la profunda verdad que yace detrás de la ilusión de la vida cotidiana, para que descubras tu verdadero destino y, en última instancia, hacia la iluminación.

    Las coincidencias son atisbos de lo milagroso. Cada una de ellas es un mensaje, una pista sobre cierto aspecto particular de nuestras vidas que requiere atención. Las personas iluminadas pierden todo temor o aflicción. Nos volvemos alegres y nos sentimos llenos de dicha. Además, encontramos continuamente coincidencias en nuestra vida.

      El estado que llamo sincrodestino, en el que es posible alcanzar el cumplimiento espontáneo de todos nuestros deseos, requiere que ingresemos  en la profundidad  que hay afuera, en el mundo físico.

       Al rastrear tu historia personal de este modo, puedes llegar a comprender el papel que las coincidencias han desempeñado en tu vida. El simple hecho de que estés leyendo estas palabras, que hayas encontrado este ejemplar, que hayas decidido abrirlo y que inviertas tiempo y energía en investigar qué es el  sincretismo, es una de esas coincidencias potencialmente cruciales de la vida.

     El siguiente paso consiste en tomar conciencia de las coincidencias mientras ocurren. La fase final del sincrodestino tiene lugar cuando adquieres pleno conocimiento de la interrelación de todas las cosas, de cómo cada una influye en la otra, de cómo están sincronizadas entre sí. Estar en sincronía significa operar al unísono, como unidad. Conscientes, convertimos nuestra vida en la expresión infinitamente creativa para la que fue creada, y con ello vivimos nuestros sueños más profundos y nos acercamos a la iluminación. Los milagros pueden ocurrir todos los días, en cada hora y en cada minuto de tu vida. Las semillas de un destino perfecto están latentes en tu interior. Libera tu potencial y vive una vida más maravillosa que cualquier sueño.

   Primera Parte del libro. La promesa del potencial ilimitado

  Con la ayuda de técnicas específicas, comprobarás cómo el mundo se abre para ti, y la buena suerte y las oportunidades,  que de vez en cuando surgían, ocurrirán con más y más frecuencia. Esta es la promesa del sincrodestino. Este nos da las luces .En vez de ir por la vida adivinando ciegamente, nos permite transformar nuestras vidas de acuerdo con lo que queremos. El primer paso para vivir de este modo consiste en entender la naturaleza de los tres niveles de existencia.

 Nivel 1.El ámbito físico.
Es el primero, el material, el universo visible
Nivel 2.El ámbito cuántico
En este nivel de existencia, todo consiste en información y energía. Aquí los sucesos ocurren a la velocidad de la luz. Si tuviéramos ojos cuánticos, veríamos que todo lo que consideramos sólido en el mundo físico, entra y sale de un vacío infinito a la velocidad de la luz. Aquí no encontramos límites entre nuestro ser y el universo. La continuidad y solidez del mundo existen sólo en la imaginación alimentada por sentidos que no pueden discernir las ondas de energía e información que conforman el nivel cuántico de la existencia. Todos  entramos de la existencia continuamente. Si pudiéramos afinar nuestros sentidos, veríamos los huecos de nuestra existencia.
Nivel 3.El ámbito no circunscrito
Es la inteligencia o conciencia. La inteligencia no circunscrita está en todas partes a la vez. Cuando aprendes a vivir desde este nivel, puedes cumplir espontáneamente todos tus deseos.
     El ámbito virtual no es producto de la imaginación ni del anhelo de una fuerza universal. El universo está formado tanto de partículas sólidas como de ondas. Una partícula subatómica es parte de lo que se conoce como paquete de onda. La observación es lo que convierte la posibilidad en realidad. Dos sucesos correlacionados y en dos lugares diferentes pueden ser, de hecho, dos movimientos de un solo suceso. Lo que experimentamos todos los días es una realidad proyectada, en la que los acontecimientos y las cosas sólo están separadas en el tiempo y el espacio, de manera aparente.´

          Los científicos también proponen un nivel de existencia llamado hiperespacio octodimensional de Minkowsky. En esta dimensión, la distancia entre dos sucesos, sin importar cuán distantes puedan parecer en el espacio y el tiempo, siempre es igual a cero. A su vez, esto sugiere una dimensión de existencia en la que todo somos inseparablemente uno. Sin conciencia nada estaría definido, todo existiría sólo como paquetes de energía potenciales o potencial puro. Este es inagotable, infinito y abarca todas las cosas. La utilización  de ese potencial es lo que nos permite hacer milagros. Dos personas conectadas por la meditación provocan reacciones físicas mensurables en ambas. Estos resultados no pueden explicarse si no es a través de la correlación no circunscrita que ocurre en el ámbito virtual, el nivel del espíritu que conecta, organiza y sincroniza todo.

   Una bandada puede constar de cientos de individuos y cada uno se mueve en armonía con todos los demás sin que haya un líder. Su comunicación ocurre de manera no circunscrita. Los humanos perdemos este sentido de conexión en un fárrago de preocupaciones. Tan pronto como desarrollamos un ego, estas conexiones se oscurecen. La sincronicidad sólo ocurre cuando las personas, los animales o los objetos tienen una relación estrecha. El pensamiento se origina en el ámbito virtual.

       Vivir desde el nivel del alma significa dejar atrás el ego y las limitaciones de la mente que nos  atan a los sucesos y consecuencias del mundo físico. Cuando observamos, hay tres elementos involucrados. 
El primero, que ocurre en el mundo físico, es el objeto observado. 
El segundo, que ocurre en el nivel de la mente, es el proceso de observación. 
El tercer elemento es el observador mismo, al que llamamos alma. 

          El sincrodestino consiste en aprovechar la conexión entre las almas, personal y universal, para moldear nuestras vidas. Las semillas de la memoria acumuladas por la experiencia, nuestro karma ,ayudan a determinar quiénes somos.

     Cada pensamiento forma parte de una base de datos colectiva. Cada alma es el reflejo de todas las almas. Cada persona es el universo entero. Tu alma es la parte de ti que es universal e individual al mismo tiempo, y es un reflejo de todas las almas. El alma es el observador que interpreta y elige con base en el karma. La mejor manera de acercarse al alma es meditar.

       La intención surge siempre de la mente no circunscrita o universal, pero se localiza en la mente individual. El mundo no existe como imagen, sino como impulsos que se encienden y apagan. La intención es responsable de la cognición y la percepción.

      La mente circunscrita es lenta, agotadora y la  intención proviene del alma universal, se localiza en un alma individual y se expresa a través de una mente individual. La mente circunscrita es lenta. El yo circunscrito toma decisiones por medio de la intención, y la mente no circunscrita se encarga sincrónicamente de  los detalles. Así es como los sueños se vuelven realidad. Cuando la intención de la mente no circunscrita está apoyada por la mente circunscrita, es holística y por tanto más eficaz. El poder de la intención puede restaurarse a través del regreso al ser verdadero, de la activación del ser.

        Las coincidencias son  pistas que indican la intención del espíritu universal, y es muy rica en significados. El significado depende de la persona que lo experimenta. Lo que la mayoría llama suerte no es nada más que la aplicación de la sincronicidad en el cumplimiento de nuestras intenciones. El azar favorece a la mente preparada. La buena suerte es consecuencia de la oportunidad más la preparación. La inteligencia del cuerpo se manifiesta a través de la coincidencia y la sincronicidad.

       Cada coincidencia se convierte en una oportunidad para la creatividad. La única razón por la que no experimentamos la sincronicidad en nuestra vida diaria es porque no vivimos desde el nivel donde está ocurriendo. La conciencia organiza su actividad en respuesta a la la atención y  a la intención. Mientras más atención prestes a las coincidencias, más atraerás otras coincidencias que te ayudarán a aclarar su significado.

    Lleva un diario de las coincidencias de tu vida para fomentarlas. Anota los sueños. Nuestros sueños no son sólo proyecciones de nuestra conciencia. Son, de hecho, la interpretación que hacemos de las trayectorias de nuestra vida.

      Es interesante seguir arquetipos. Estos tienen sus alama colectiva pero son representados por las almas individuales. Nos orientan los arquetipos tanto como
 las coincidencias.


Segunda parte. Cómo dejar los caminos del destino

La herramienta más poderosa del sincrodestino es la meditación. Debemos hacerlo dos veces al día, quince o veinte minutos cada vez. La meditación nos llevará a la iluminación y a vivir el sincrodestino. Meditando,  la conciencia se expande. El objetivo es liberar todos los pensamientos con tranquilidad y mesura. Utiliza un mantra. Con la práctica, lograrás escuchar todos los mantras de la literatura védica. 

Sigue estos pasos para meditar:

1)Ubícate en un lugar tranquilo. Reúne símbolos de tus arquetipos y colócalos frente a ti
2)Medita durante 20 minutos y utiliza el mantra :"so-hum".
3)Al terminar la meditación, abre los ojos, observa los símbolos de los arquetipos e invoca a las energías que representan para que se expresen a través de ti,
4)Lee el principio del sincrodestino correspondiente a ese día. Hay 7 principios del sincrodestino. El día que empieces a meditar, lee el primer principio. El octavo día regresa al primer principio y comienza la serie otra vez. 

Primer principio.Tú eres una ola en la estructura del cosmos

      Tú eres el universo, circunscrito en un ser humano individual. Renuncia a tu deseo de controlar y deja que la vida maravillosa para la que naciste se desarrolle en toda su magnificencia. Siente  al escuchante silencio  que hay dentro de ti. La conciencia de este testigo marca la conciencia del campo de inteligencia consciente. Pregúntate por qué estás en el mundo.

Segundo principio. Descubro mi yo no circunscrito a través del espejo de relaciones

       El desarrollo de relaciones humanas significa lazos humanos positivos. Todos somos espejos de los otros y debemos aprender a vernos en el reflejo de las demás personas. A esto le llama espejo de relaciones. A través del espejo de una relación, descubro mi yo no circunscrito. Todos somos inevitablemente parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

Tercer principio: Domina tu diálogo interno

       Al dominar tu diálogo interno puedes transformar la realidad para crear abundancia. Este es el lugar donde estableces contacto con el espíritu, donde la mente circunscrita da paso a la mente no circunscrita. Este es lugar al que puedes acceder a traces de la meditación. Cuando los factores externos dejan de influir en su sentido del yo te vuelves inmune a la crítica y la adulación. El diálogo interno positivo nos ayuda a avanzar en la dirección correcta, promueve la sincronicidad y fomenta el desarrollo personal. Con un diálogo interno positivo podemos crear poder personal. Cuando lo practicas, las personas quieren establecer vínculos contigo, ayudarte y estar  cerca de ti. Es conveniente repetirse lo siguiente:" SOY TOTALMENTE INDEPENDIENTE DE LAS OPINIONES BUENAS O MALAS DE LOS DEMÁS". También:" No estoy por debajo de nadie. También:" soy valeroso ante cualquier desafío".

 Cuarto principio .La intención pone en movimiento la red del universo.

     Cuando una persona alcanza cierto nivel de consciencia, cualquier cosa que intente empieza a ocurrir. La mejor manera de lograr que cada una de tus intenciones se cumplan consiste en ajustarlas a la intención cósmica, en crear una armonía entre lo que tú quieres y lo que el universo quiere para ti. La mejor manera de concentrarnos en las interacciones consiste en escribirlas. Cuando entras en meditación silencias al yo. Empiezan a ocurrir los milagros.

Quinto principio: Aprovecha las turbulencias emocionales

    La energía negativa que está en nuestro interior es destructiva. La turbulencia emocional es uno de los principales obstáculos para el cumplimiento espontáneo de los deseos. La libertad emocional produce libertad psicológica y espiritual. Debemos evitar quedarnos atascados en una emoción. La emoción más destructiva es la ira. Esta enturbia cualquier percepción de unidad, pues se relaciona únicamente con el ego. La ira empuja hacia atrás, te cierra a los mensajes transformadores del universo. Una vez que has identificado el dolor puedes empezar a expresarlo, liberarlo y compartirlo. El primer paso para manejar el dolor  de esta situación es identificar con precisión tus sentimientos. 

        Percibe la experiencia física de la emoción y ubícala en un punto específico de tu cuerpo. El siguiente paso consiste en expresarlo. Coloca tu mano en la parte del cuerpo donde existes y dí dónde duele. Una vez que ubicas y reconoces el dolor, y que has asumido la responsabilidad por su existencia, puedes liberarlo. Hazlo con cada exhalación que mantengas. Concéntrate durante medio minuto en liberar la tensión y el dolor con cada respiración. Déjalo ir. Exhálalo. El siguiente paso es compartir el dolor. Tú has asumido la responsabilidad. Esta experiencia te ha servido para trascender a un nivel más elevado de conciencia.

     La comunicación no violenta consta de cuatro pasos básicos, que incluyen cuatro preguntas que debemos formularnos siempre que estemos asumiendo una actitud defensiva. Distingue entre observaciones y evaluación. Define tus sentimientos. Establece claramente tus necesidades. Pide, no exijas . Sana la ira dela impaciencia. Observa cómo el miedo y la ira se han ido acumulando a lo largo de los años. Permite que desaparezcan.

Sexto principio: Celebra la danza del cosmos

      Este principio nos exhorta a vivir la vida con plenitud, a través  del aprovechamiento de los aspectos masculino y femenino de nuestro ser. Una manera de sacar provecho de ambos aspectos consiste en apelar a arquetipos masculinos y femeninos. Los arquetipos son concentraciones universales de energía psíquica. Todos tenemos un arquetipo, el cual permanece latente hasta que es liberado por alguna situación del entorno de la vida mental consciente o inconsciente. Es posible liberar conscientemente a tu arquetipo por medio de la intención. Si invitas a tus arquetipos  tras tu meditación, empezarás a sentir su presencia mas fuerte y directa  .Expresa tu agradecimiento a estas energías.

Séptimo principio: Cómo tener acceso a la conspiración de las improbabilidades

        Este principio incorpora todos los demás aspectos del sincrodestino. Cuando has dominado el sincrodestino, cuando has aprendido a sincronizar tu vida con el universo, en realidad estás celebrando la danza cósmica-destino para proponer un enfoque de la vida, basado en la conciencia pacífica. Para cambiar de vida debes liberarte de tu condicionamiento kármico actual. Debes cambiar la interpretación de lo que ocurre en tu vida. Debes transformarte en la persona para la cual las probabilidades de que ocurran grande cosas aumenten.

     Nos acostumbramos a una cierta manera de hacer las cosas y repetimos ese patrón por hábito, simplemente porque es cómodo. Para cambiar tu vida debes encontrar una manera de romper el habito. Lo mejor es estar alerta a las señales de probabilidades nuevas, que nos llegan en forma de coincidencias. La creatividad y la libertad están en   lo desconocido.

       El sincrodestino te permite que hagas que los milagros ocurran, sin límites.   Vivir el sincrodestino requerirá algún sacrificio de tu parte. Debes sacrificar tus ideas equivocadas de que el mundo funciona como una maquinaria sin conciencia. 

   La mayoría de la gente experimenta sólo sueño, vigilia y onirismo. Con el tiempo experimentaremos telepatía, sincronicidad,  clarividencia, etc. 
El primer nivel de conciencia es el sueño profundo. 
El segundo es el onírico. 
El tercero es la vigilia. 
El cuarto es un vistazo al alma, durante la meditación. En este estado  podemos ver los inicios de la sincronicidad. 
El quinto estado de conciencia es la conciencia cósmica. Tu observado silencio te mira. Aquí todo está conectado con todo.
El sexto estado de conciencia  es la conciencia divina. Sientes  el espíritu en todos los seres. Los grandes profetas vivieron en la conciencia divina. 
El séptimo  estado de conciencia y último es la conciencia de unidad o iluminación. Aquí trascendemos  la muerte.

     El sincrodestino acelera nuestra capacidad de avanzar por los estados de conciencia con cuatro métodos:
      El  primero es la meditación diaria
El segundo método consiste en leer los sutras.  El fin del sincrodestino es expandir tu conciencia y abrir una puerta a la iluminación. 
El tercer método es la conexión entre seres. 
Los métodos cuarto, quinto, sexto o séptimo multiplican tus sensaciones. Todo lo que necesitas es entusiasmo para unirte a la danza cósmica, Tu verdadero yo no es una persona, sino un campo de inteligencia. Tú eres el misterio luminoso en el que el universo entero, con todas sus formas y fenómenos, surge y se hunde.

Tipo de género literario:libro de autoayuda
Número de  páginas:240



  • ISBN: 9788466321358
  • Año de publicación:2008
  • Editorial:Punto de lectura

Autor: Deepak Chopra(India, 1946)
Resumen de la biografía del autor: Es médico y filósofo científico .Defiende la medicina alternativa ayurvédica con conceptos de física cuántica.



Otras obras del autor:"La perfecta salud"

                                      "El alma del liderazgo"

                                      "El alma de la felicidad"




Comentarios

Entradas populares de este blog

"El código del dinero" de Raimon Samsó

"Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman