"Redescubriendo la actitud" de Eduardo J. Sanz Muzás

Imagen


Novela o más bien tratado filosófico es este libro de Eduardo J. Sanz, donde el propio autor habla en primera persona de su vivencia personal: una lucha titánica y un espectacular triunfo contra su  padecida  leucemia, manifestada de un día para otro.

El mensaje llega directo al corazón del lector. Es claro y simple: debemos revisar nuestra actitud ante la vida, porque es importante trabajar, ocuparnos en mil actividades, cultivarnos, ser polifacéticos, pero sobre todo resulta vital no perdernos las buenas cosas de la vida, como el tiempo pasado con la familia, como el equilibrio entre el ocio y el ejercicio de nuestra profesión, porque a veces la existencia nos depara una sorpresa enorme y hay que parar, a la fuerza, el frenético ritmo que llevamos.

Eduardo Sanz nos  describe a corazón abierto su proceso de enfermedad y curación, contándonos los prolegómenos: años de éxito profesional, de estudio, de éxito, de días de trabajo sin descanso ni vacaciones, ampliando horizontes, multiplicando facetas, perdiendo horas de compañía con su familia y con sus amigos, olvidando descansar o tomarse un respiro.

Después narra el proceso de hospitalización y lucha contra la enfermedad, donde le sobraban horas y jornadas, que aprovechaba para leer filosofía y escribir el presente libro comentado con todas las reflexiones que el sufrimiento, la debilidad física y el lento  paso de las jornadas le sugería.

La enfermedad le sirve al autor de revulsivo para cuestionar la marcha de su vida y revisar sus objetivos, cuestiones que nunca antes había tenido tiempo de plantearse, en medio de la vorágine de, primero estudios y práctica de deporte, donde llegó a  triunfar internacionalmente, y luego de proyectos profesionales encadenados.

El planteamiento es valiente y sincero. La actitud, la forma en que nos planteamos la vida es tan importante como las metas que pretendemos alcanzar en ella. No podemos olvidar a la familia ni a los amigos que nos acompañan en el camino. No debemos  perder las formas, los ideales, el equilibrio, el descanso que sigue al trabajo a partes iguales. Porque el autor superó su dolencia no sólo debido al avance de la medicina actual, sin también debido al fortalecimiento interior del que se revistió desde el mismo momento en que se le declaró la leucemia.

Su positiva actitud hacia la enfermedad, asumiéndola y luchando por curarse es un modelo a seguir. Se esforzó en aguantar el sufrimiento, en pensar y obrar en positivo, reuniendo fuerzas, cultivándose en materias que podían ayudarle en su fortalecimiento, proyectándose hacia el futuro. Dentro de la característica ineludible de padecer la enfermedad, se entregó a la labor de no dejar dominar su espíritu por la misma. Sintió débil su cuerpo, pero luchó por hacerlo fuerte.

Es un libro ejemplarizante y admirable, que puede ayudarnos a todos en los desafíos vitales que, de una manera u otra, se nos presentan a todos a lo largo de la existencia. 


Año de publicación:2014
Número de páginas:100
Tipo de novela:filosófica
ISBN:978-84-9802-839-3
Editorial: Entrelineas Editores

Autor: Eduardo J. Sanz Muzás(Pamplona, España, 1977)

Resumen de la biografía del autor:Es especialista en el ámbito empresarial y deportista de élite

Comentarios

Entradas populares de este blog

"El código del dinero" de Raimon Samsó

"Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman