"Tumbas olvidadas" de Emilio Saavedra

Portada del libro Tumbas Olvidadas


Se trata de una novela histórica sobre la epopeya real del ANZAC, el Cuerpo de Ejército de Australia y Nueva Zelanda, que en plena primera guerra mundial, en abril de  2015, acude a ayudar a los ingleses, sus antiguos colonos, en la campaña del estrecho de  los Dardanelos, concretamente en  la batalla de Gallípoli en Turquía., donde este Cuerpo se estrena en su apoyo al frente bélico occidental.

El protagonista, Andy Rowland, escribe sus recuerdos  de esta batalla, así como el viaje previo del destacamento al que pertenece en barco hasta Egipto y luego hasta Turquía. Su sobrino los recoge y lee con emoción cuando acude a recibir la herencia de su tío.

Australia es en tal fecha una nación joven, que quiere demostrar su fuerza ayudando a los aliados, las grandes potencias mundiales de Occidente. Su gobierno no cuestiona las órdenes de Churchill, el primer ministro británico. Obedece con alegría. Los soldados que aporta son muy jóvenes e inexpertos. Provienen mayormente de los matorrales australianos, de tierras verdes, con clima húmedo. Ignoran que los generales de las grandes potencias van a utilizarlos como escudos, que se dirigen al desierto, que la zona a conquistar es árida y muy difícil de tomar, que la campaña será larguísima y nadie puede predecir si van a asediar o serán asediados por los turcos, como finalmente ocurre. Tampoco saben que los mapas que manejan no se corresponden con la dura e inhóspita geografía que los recibe.

Gallipoli se convierte, progresivamente, en una encerrona estúpida, donde mueren miles de australianos jóvenes defendiendo una tierra  seca y desconocida, atacando a un ejército contrario que se rebela muy eficaz y competente. Todas las estrategias fracasan en este punto, que parecía un lugar de paso franco y rápido hacia el viejo continente, que similaba constituir, a ojos de los mandos, un paseo triunfal, es decir, la llave de la conquista de Europa por la puerta de atrás.

El sufrimiento, la miseria y la muerte de tantos muchachos australianos que nunca habían participado en ésta ni en ninguna otra guerra pudo haberse evitado, si el general pertinente hubiera ordenado retirarse a las tropas  muchos meses antes de cuando lo decidió. Porque el ANZAC se retira finalmente, siendo su pena y su gloria el recuerdo de los compañeros aniquilados, heridos o desaparecidos, la memoria de los valientes enemigos muertos por un trozo de tierra baldía en los corazones de los escasos  supervivientes.

Nuestro protagonista pierde a todos sus amigos en la batalla, incluido su hermano, al que no había visto en años. También tiene que dejar atrás a los soldados de toda condición que, procedentes de distintos lugares de su país, se alistaron como él, felices de representar a su patria en la ayuda a los grandes ejércitos. Afronta destrozado esta batalla, a la que siguen, sin embargo, otros cuatro años de guerra hasta volver a casa. Consigue la enemistad perpetua con su hermana al enrolarse,  y se entera en el frente de la muerte de su padre, ocurrida en Australia, que también se había opuesto a que él se enrolase en las tropas que marchaban a la guerra.

Quedaron muchas tumbas sin nombre en aquella primera batalla para Andy Rowland. Gallipoli es un remedo en miniatura de la primera gran guerra: un engaño de los poderosos generales a cientos de miles de ciudadanos humildes, militares y civiles, de todo el mundo. Las tumbas de tantos soldados extranjeros recuerdan la trampa de distintos generales reunidos en Londres al inicio de la guerra, planificando conquistas sin rebajarse a descender al campo, a contar heridos y muertos, a tomar  rancho enlatado y  agua estancada, a dormir en zanjas inundadas de piojos.

Emilio Saavedra relata cada día y cada paso del ANZAC magistralmente, con absoluto rigor histórico. Además dota a los personajes de muy distintas cualidades y sentimientos: miedo, resistencia titánica, crueldad, inocencia, obediencia ciega, perseverancia, franca amistad…..El lenguaje y la descripción de personas y lugares obedecen por entero a la realidad de un viaje en un barco militar, un asedio larguísimo, un ejército de principios del siglo XX, entre otros muchos aciertos.

El libro es un homenaje no sólo a los muertos olvidados entonces en  Turquía, sino a todos los caídos en cualquier combate, en cualquier guerra, muchos carentes de los signos religiosos que hubieran deseado y merecido, de los más simples ataúdes así como  de la permanencia en el recuerdo de sus congéneres australianos.


Editorial :Entrelíneas Editores
Número de páginas:390
ISBN8498027926 ISBN-13: 9788498027921
Tipo de novela: histórica



Autor:Emilio Saavedra Alcalá (Villanueva de Alcardete, Toledo,1957)



Resumen de  la vida del autor:Es ingeniero de comunicación y control en una importante empresa en Madrid. Muy estudioso de la historia, colabora con varias revistas históricas. Dispone de cuatro novelas publicadas. Todas son de elegante y esmerada factura literatura. Las cuatro gozan de una vastísima documentación y de un ágil argumento, mezclando la novela histórica con la de aventuras y la social. Esta es la última publicada. 

Otras obras del autor:

"Razones de estado",que se encuentra ambientada de forma magistral en la Castilla de Felipe II

"Las tres carpetas",que desarrolla tres entrañables historias con el marco de fondo de la guerra civil española de 1936

"Las raíces de la encina",que narra la fundación legendaria e increíble, por su valentía y tenacidad, de la ciudad de San Sebastián de los Reyes, en la Comunidad de Madrid

Comentarios

Entradas populares de este blog

"El código del dinero" de Raimon Samsó

"Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman