"La consagración de la primavera" de Alejo Carpentier

La consagración de la primavera 

                   El ballet de La Consagración de la Primavera de Stravinski centra nuestra historia, que es una crónica de la vidas de Enrique, cubano,  y Vera, rusa, trasplantados a Europa en plena juventud, a las   Brigadas Internacionales de la guerra civil española, luego a la segunda guerra mundial  y finalmente a la Cuba de los años 50, tan desconocida, tan  previsible, tan cerca de los Estados Unidos.

          Alejo Carpentier no sólo nos regala una gran novela histórica, sino que cada párrafo es una alusión  constante a obras literarias y artísticas publicadas y estrenadas en los países respectivos. Intelectuales de cada década  son citados con total exatitud, así como informaciones periodísticas, políticas y encuentros de los mismos con los protagonistas.

               Las descripciones de Bakú, París, Benicassín y La Habana son  maravillosas y fidedignas, ubicándose en las distintas décadas en que las revoluciones, guerras, derrotas  y victorias se producen, con su sucesión de tumultos y actos de violencia demencial, con  profusión de fechas y comentarios extraordinarios. 

           Los dos protagonistas cuentan su vida alternativamente. Vera es profesora de ballet  y Enrique arquitecto. A ella la encontramos callada, metódica, poco amiga de la política.  Él  jamás rehúye la política y es combatiente militar, hablador, extrovertido. Las dos personalidades se complementan  y ofrecen, además, una fantástica panorámica  de la Cuba de mediados del  siglo XX. No sólo eso. La revolución, la guerra y la victoria en Sierra Maestra son descritos desde el punto de vista de los vencedores, convencidos de su bondad, muy distinto del habitual en Occidente, donde la revolución cubana es un tabú, una página molesta, una noticia ingrata.

          El resto de los personajes, familiares, amigos y políticos juegan perfectamente su papel. Entran y salen de escena, aportando toda suerte de libros, películas, anécdotas y acontecimientos históricos, con rigor de enciclopedia, manteniendo una  relación con Vera y Enrique, entrañable o mínima, según los casos.

            La novela es profusa, extensa. Los diálogos son escasos en relación a la crónica de  los hechos. Los pensamientos y referencias sociales encumbran a Carpentier, que demuestra ser un observador nato, un vividor del arte y la literatura, conocedor de cada detalle histórico en países tan distintos como Rusia, España, Francia y  Cuba. 

            La Habana, ciudad donde transcurre la mitad de la novela, se nos muestra magníficamente retratada en su burguesía adinerada, sus convenciones sociales, su desigualdad entre clases, sus calles y gentes, con los distintos   acontecimientos ocurridos  durante la época del dictador Batista y  el  triunfo de la revolución a principios de 1960.

        Se trata de una gran obra maestra, orgullo de la literatura en español.


Tipo de novela:histórica
Editorial Plaza y Janés, 1992, Alianza 2011
Año de publicación:1978
Número de páginas: 576

Autor:Alejo Carpentier(La Habana, Cuba 1904- 1990) 

Resumen de la biografía del autor:Fue periodista, escritor de renombre y embajador de Cuba en Francia.

Otras obras del autor:
                                "El reino de este mundo", publicada en 1949
                                "El siglo de las luces", publicada en 1962
                                "Historia de lunas;los fugitivos", publicada en 1990.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"El código del dinero" de Raimon Samsó

"Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman